Una encuesta de autoevaluación o evaluación puede proporcionar un medio que facilite esta evaluación de las condiciones de cada puesto. No pretende cubrir de manera exhaustiva todos los condicionantes, sino que se trata de que el propio trabajador pueda realizar un primer análisis de los principales problemas presentes en su trabajo. Se trata de determinar, en un primer diagnóstico, que factores deben ser modificados para mejorar una determinada situación laboral.

Es importante que esta valoración pueda ser realizada por distintas personas que se encuentren en puestos similares de tal manera que el contraste de los resultados obtenidos permita una visión menos parcializada y más objetiva de la realidad.

A continuación, se detalla un ejemplo de autoevaluación de las condiciones de trabajo con exposición a la sílice cristalina respirable basado en la Guía del RD 665/1997:

Puede descargar el cuestionario en Word en este link.

Sigue leyendo sobre formación