La sílice cristalina respirable (SCR) es la parte de la sílice cristalina que es suficientemente pequeña como para entrar en las partes de los pulmones donde se produce el intercambio de gases cuando se inhala.

No todo el polvo es igual, y para cada tipo de polvo, existen diferentes gamas de tamaños de partículas, a las que a menudo se hace referencia como fracciones de polvo. Cuando se inhala el polvo, el punto de sedimentación en el sistema respiratorio humano depende de la granulometría de las partículas presentes en el polvo.

Teniendo en cuenta el polvo, hay tres fracciones de polvo, mostradas en la ilustración siguiente, que son de mayor preocupación: las inhalables, las torácicas y las respirables. Sin embargo, para la sílice cristalina, la fracción de polvo respirable es la más importante debido a sus potenciales efectos sobre la salud entre los humanos (The European Network on Silica, 2006).

Fracción de sílice cristalina respirable

Es la proporción de sílice que se encuentra en el polvo respirable. Su cantidad es variable en función de los diferentes materiales naturales y artificiales.

De manera concreta, en el caso de la silicosis, la dosis acumulada de sílice es el mayor factor de riesgo de desarrollo de la enfermedad. Se calcula según la siguiente fórmula:


Dosis acumulada de sílice = Concentración de polvo respirable en mg/m3 x Porcentaje de sílice libre x Nº de años de exposición.


Además de la intensidad de la exposición, influyen en la probabilidad de enfermar, las características propias del trabajo desempeñado, las elevadas concentraciones de sílice seca y recién fracturada en el polvo, que lo hacen más nocivo, y la presencia de otros minerales de diferente capacidad fibrogénica.

Sigue leyendo sobre las fracciones