Se debe de poner en alerta a la persona expuesta a la simple presencia e identificación al riesgo de exposición a la SCR, debiendo de protegerle de manera adecuada. En caso de duda debe de consultar a su responsable, técnico de prevención, director facultativo o bien a su delegado de prevención.

En cualquier caso, y sin que esto exima de protección alguna, el cuerpo humano es capaz de manera limitada de eliminar parte de la exposición a SCR.

Tal y como se ha indicado en el apartado “Comportamiento de las partículas en el cuerpo”, el cuerpo puede retener y limitar el riesgo de la siguiente manera:

  • Mecanismo mucociliar: Secreción constitutiva de moco mantiene la hidratación de la vía aérea.
  • Expulsión violenta y ruidosa del aire que se realiza por la nariz y boca mediante un movimiento involuntario y repentino el diafragma.
  • Deglución. “Tapón” producido por la contracción de los músculos faríngeos y los que proyectan la lengua hacia arriba y hacia atrás.
  • Proceso por el cual las células incorporan dentro de ellas moléculas – en nuestro caso partículas -, grandes o pequeñas, que son recubiertas por una vesícula de membrana.
Sigue leyendo sobre evaluación y control